Las tres son divinas, tienen unos cuerpos envidiables y llevan adelante estrictas dietas de comida para verse hermosas. Pero tienen algo más en común: ¡no pueden dejar de romper sus dietas!

Jessica Alba es amante de los brownies y no duda ni un segundo en comerlos cuando se presenta la oportunidad. Además dice ser una excelente cocinera: “Preparo mis propios platos. Mi pollo con albahaca, trufas y tomates cherry es excelente”, confesó.

Por su parte, Jennifer López acompaña el café matutino con sus galletas favoritas, híper calóricas y Scarlett Johansson en fanática de las hamburguesas de una reconocida cadena de comida rápida.