Ambas celebrities lucieron el mismo diseño en diferentes ocasiones.

En este caso, se trata de un diseño de Roland Mouret. Un vestido tipo cocktail súper sexy en color mango, con un detalle en el escote que deja ver algo más pero nada escandaloso.

Christina lo eligió para la grabación de The Voice, el programa de talentos en el que era jurado, y lo combinó con stilettos con tachas de Louboutin. Por su parte, Kim optó por unas sandalias con tiras finitas de Givenchy para un evento de Jeep.

¿A quién le queda mejor?