Sí, ya lo sabemos, son hermanas y muy parecidas pero eso no es lo único que tienen en común. Parece que las Kardashian también comparten el gusto en sus looks de embarazadas.

Kim está en la dulce espera y no pierde el glamour. Recientemente se la vio con un vestido blanco, largo, diseñado por Rachel Pally. Muy elegante.

Pero, un tiempo atrás, su hermana Kourtney había usado el mismo modelo. También lo lució cuando estuvo embarazada y lo combinó con unas estilísimas gafas redondas.

Ahora, tú puedes elegir cuál te gusta más. ¿Le queda mejor a Kim o a Kourtney?