Las dos jóvenes actrices tienen en común un vestido de la colección Resort 2012 de Mulberry. Al parecer, esta pieza de gasa con estampado en colores azules y grises ha causado gran sensación en Hollywood.

Kristen Stewart, protagonista de la saga Crepúsculo, lució este modelito durante la presentación de la temporada primavera-verano 2012 en la Semana de la Moda de Londres. La actriz lo combinó con botines negros y lo ciñó con un cinturón a rayas.

Por su parte Lily Collins, la nueva Blancanieves, vistió el mismo diseño en el festival de Coachella. Ella optó por usarlo suelto y añadió una cadena dorada a modo de accesorio.

¿A quién le queda mejor?