La reina del pop y la reconocida actriz siguen la misma dieta: La Macrobiótica. Es el plan que está de moda para bajar de peso y cada vez gana mayores adeptos entre las celebrities.

En realidad, la alimentación macrobiótica más que una dieta es una filosofía oriental que busca el equilibrio en todos los ámbitos de la vida, incluida la mesa. Están prohibidos la carne, los huevos, los lácteos y sus derivados, los cereales refinados, el azúcar y el café. El pollo, el tomate, el pimiento y la papa solo se pueden consumir con moderación, mientras que la base alimenticia macrobiótica son los pescados y mariscos, los granos integrales, las semillas, los frutos secos, las legumbres y las frutas y verduras.

Madonna, además de hacer esta dieta es vegana y practica la meditación. Por su parte, Gwynet Paltrow lleva un chef experto a sus filmaciones para poder seguir la dieta al pie de la letra.

Pero al parecer, no todo es color de rosas. Por ser tan restrictiva, la dieta macrobiótica tiene muchos críticos. A la cantante la culparon de haber adelgazado en exceso y, la falta de calcio, parece haberle provocado una fractura de tibia a Gwyneth. Sin embargo, a ellas no les importa y mantienen su fanatismo por esta filosofía.