Aunque parezca increíble, estas dos famosas coincidieron con un mismo look, cada uno con su estilo.

El vestido en cuestión es un Versace de cuero blanco calado, colección Primavera-Verano 2012, con apliques en dorado que cuesta unos 7900 dólares.

La modelo argentina Valeria Mazza lo eligió para un evento muy top de una marca de champagne en su propia finca de Punta del Este.

Por su parte, Katy Perry lo lució mucho tiempo antes, en diciembre de 2011, en un evento solidario en Los Ángeles. La novedad en aquel entonces fue su corte de pelo y su color en tono rosado y rubio.

¿A quién le queda mejor?