SONREÍR

Tal vez no te des cuenta de la importancia de una sonrisa y de la manera en que puede influir positivamente en las personas que te rodean.

Las sonrisas son todo un asunto, tanto que hasta tienen su día mundial, ¡sí, no es broma! Sonreír es mucho más que una simple reacción a las cosas que nos gusta.
Entonces si andas de gruñona con el ceño fruncido no te puedes perder las siguientes razones para sonreír más.

Te hace más feliz

Nuestra mente asocia la forma de la sonrisa con la felicidad. Cuando sientes que los músculos de tu rostro comienzan a moverse para lograrla, se manda una señal a tu cerebro para que comience a liberar endorfinas, esas hormonas que nos hacen sentir bien. Así que cuando andes triste o de mal humor, sonríe. Si la tienes que forzar, inténtalo, a los pocos minutos tu sonrisa se hará más y más natural.

Mejora tu salud

Se ha probado científicamente que sonreír disminuye tu ritmo cardiaco y además de disminuir la presión sanguínea también ayuda a tu sistema inmunológico.

Te hace más atractiva

El ceño fruncido aleja a las personas. Las sonrisas son una invitación y hacen que las personas luzcan más atractivas. Una sonrisa despierta la curiosidad en otros porque quieren saber qué es lo que te hace sentirte tan feliz. Además se ha probado que la sonrisa te hace ver más joven. Quita años de tu rostro y evita las agujas y las costosas operaciones, porque sonreír es gratis.

Es contagioso

Como nuestro cerebro asocia nuestra sonrisa con felicidad, hace lo mismo cuando alguien más está sonriendo. Cuando estés con un grupo de personas y sientas que hay mal humor en todos, sonríe. Sin que te des cuenta la acción comenzará a esparcirse y se creará una reacción en cadena.

Así que chicas, ya saben, a sonreír. Su día puede cambiar por completo, todo depende de la actitud con la que lo enfrenten.