MODA

Si bien cada trabajo es diferente, hay algunas reglas de estilo que pueden aplicarse a todo tipo de escenario laboral. Si quieres un guardarropas moderno, con estilo, pero apropiado para el código de vestimenta laboral es fundamental tener en cuenta algunos aspectos para lograr looks apropiados y elegantes. ¡Presta atención a estas reglas de moda a continuación!

Escote

Una regla que debes seguir para la vestimenta de oficina es que el escote nunca debe ser inferior a 10 centímetros por debajo de la clavícula. Así te aseguras de estar elegante y apropiada y no lucir demasiado sensual o incluso vulgar.

Zapatos negros

Ante la duda siempre opta por zapatos de tacón negros. El negro combina con todo y te permitirá lucir siempre moderna y elegante. Si no te animas a arriesgarte o no estás segura de cómo combinar tu atuendo, elige siempre los tacones negros.

Jeans

Si el ambiente de trabajo es informal y puedes lucir jeans, lo mejor es combinarlos con un blazer para darle un toque más formal y apropiado para el trabajo. Puedes combinar con unos oxfords o unos zapatos de tacón y una camisa para un gran look.

Prendas en buen estado

Más allá de lo que elijas para lucir en la oficina, debes asegurarte de que sean prendas que estén prolijas y en buen estado. Evita las arrugas y usa la plancha antes de salir de casa. Así el atuendo lucirá mejor y te sentirás más confiada.

Estampados

Puedes lucir estampados en la oficina, pero debes evitar la combinación de los mismos. Elige un solo estampado y acompáñalo por prendas básicas lisas. El estampado de flores es una opción elegante, romántica y muy a la moda.

Falda

Si bien puedes lucir faldas en la oficina, lo conveniente es que sean de un largo por debajo de la rodilla. Nunca elijas un largo más corto de unos poco centímetros encima de la rodilla porque se verá vulgar y poco profesional. Y no te sentirás cómoda en el ambiente laboral.

Prenda audaz

Puedes elegir una prenda audaz como una camisa o un pantalón estampado, pero lo conveniente es equilibrar el look con una camisa o blusa blanca. También puedes optar por otros tonos neutros como el gris o el negro, pero el blanco es la opción más elegante.