Cierto, en Dinamarca se encuentra el mejor restaurante del mundo: Noma. Pero no es lo único. Allí también encontrarás al mejor chef del mundo: Rasmus Kofoed.

Kofoed ganó en 2011 el Bocuse d’Or, el campeonato mundial de cocina que se disputan cada dos años en Francia. Tras su victoria, se convirtió en el jefe de cocina del restaurante Geranium, cuya misión es ofrecer platos que despierten todos los sentidos, que hagan revivir, desafíen y enriquezcan.

La guía Michelin también ha reconocido la alta calidad de la cocina de Geranium con dos estrellas Michelin.

El restaurante está situado en la octava planta del edificio Fælledparken en la zona Østerbro de Copenhague, desde donde se puede apreciar una hermosa vista de la ciudad.

La ubicación enfatiza la visión de la claridad y la diversidad gastronómica de Geranium. Una perfecta combinación entre lo moderno y lo clásico que representan lo urbano y lo natural en cada plato.

La carta se compone de tres menús para el mediodía y dos para la noche. En este caso, uno que incluye bebida y otro que no. La carta de vinos en bien amplia y completa.