Hablar de Pierre Gagnaire es hablar de un verdadero poeta de la cocina. Su estilo es el más imaginativo de París y es considerado uno de los diez chefs más influyentes del mundo.

Su restaurant, Pierre Gagnaire, cuenta con tres estrellas Michelin y está entre los cincuenta mejores restaurantes del mundo, ocupando el puesto diecisiete.

El local, que posee el mismo nombre que su dueño, está ubicado en el Hotel Balzac de París, Francia y es un exclusivo espacio que tiene capacidad para 45 personas. La cocina es de una excelsa sofisticación, plenamente funcional al apetito de los visitantes, con una combinación de sabores, aromas y estéticas increíbles.

Y es que Gagnaire, ha sabido derribar la concepción de la cocina tradicional francesa mediante la yuxtaposición de ingredientes y texturas, y las mejores técnicas en gastronomía molecular.

La oferta culinaria de este restaurant cuenta con la posibilidad de ordenar a la carta u optar por un menú degustación. Y aunque el chef decide cambiar los platos de manera esporádica, hay algunos que se mantienen, como los espárragos de Perthuis con juliana de cebollas tiernas a la patrika; las láminas de gruyere fundidas; el pollo con trufas; los cubos de atún y foie gras; y el cordero al roquefort con nabos, rábanos, hojas verdes y vinagreta de limón.

Por otra parte, Pierre Gagnaire posee una bodega excepcional, pues incluye los más selectos vinos europeos. Además, la atención es sumamente profesional, amable y cordial, como un verdadero templo de la gastronomía debe ofrecer.

No te pierdas hoy a las 19 un nuevo episodio de Surfing The Menu. En esta oportunidad, Bender y Mark surfean una impresionante rompiente en una playa volcánica negra. Cerca de ahí, socorren a un pescador de langostas con su bote, con la ayuda de una excavadora.