Río de Janeiro, 28 feb (EFE).- Sao Paulo y Río de Janeiro, las dos mayores ciudades de Brasil, concentran una tercera parte de la capacidad de hospedaje del país, según un estudio divulgado hoy por el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).
Las dos ciudades cuentan con el 34,2 por ciento de las 250.284 habitaciones disponibles en hoteles, moteles, posadas, albergues y otros establecimientos de hospedaje contabilizados en las 27 capitales regionales de Brasil, según el estudio.
De la misma forma, las dos ciudades cuentan con el 31,9 por ciento de los 373.673 lechos disponibles en los 5.036 establecimientos registrados.
La concentración aumenta si se tiene en cuenta las cuatro ciudades líderes. Sao Paulo, Río de Janeiro, Belo Horizonte y Salvador concentran el 40,7 por ciento del total de los establecimientos, el 45,8 por ciento de las habitaciones y el 43 por ciento de los lechos.
Sao Paulo, mayor ciudad del país e importante polo de turismo de negocios, cuenta con 972 establecimientos (19,3 por ciento del total), 54.065 habitaciones (21,6 por ciento) y 73.488 lechos (19,7 por ciento).
Río de Janeiro, principal puerta de entrada de turistas a Brasil, tiene 429 establecimientos (8,5 por ciento), 31.594 habitaciones (12,6 por ciento) y 45.416 lechos (12,2 por ciento).
El estudio mostró igualmente que, de los 5.036 establecimientos de hospedaje registrados en las principales ciudades del país, un 52,1 por ciento son hoteles, un 23,5 por ciento moteles, un 14,2 por ciento posadas, un 4,2 por ciento hoteles para largas temporadas, un 3,1 por ciento pensiones y 1,9 por ciento albergues turísticos.
Mientras que el 37,6 por ciento de los establecimientos es clasificado como económico, sólo un 3,5 por ciento es de lujo.
Según el estudio, los hoteles brasileños tienen en promedio 50 habitaciones y 74 lechos por unidad.
El Estudio de Servicios de Hospedaje fue elaborado por el IBGE el año pasado en asociación con el Ministerio de Turismo con el objetivo de describir la infraestructura de hospedaje del país de cara al Mundial de fútbol que Brasil organizará en 2014 en doce de las ciudades analizadas.