El cantante y la actriz se conocieron en 2007 en una fiesta organizada por Prince, luego de la entrega de los premios Globo de Oro. Allí, hablaron un rato y la chispa se encendió. Pronto comenzaron una relación y en diciembre de 2011, luego de cuatro años de juntos, él le propuso matrimonio a su novia en una estación de esquí en Montana.

A fines del mes pasado, Justin y Jessica sellaron su amor ante el altar. La boda se llevó a cabo en el sur de Italia, uno de los lugares favoritos de la actriz, que lució un impactante vestido de novia en color rosado, diseñado por Giambattista Valli Haute. Por su parte, el intérprete de Sexy Back vistió un traje original de Tom Ford.

Justin confesó a la Revista People que “fue una noche muy especial”, mientras que la actriz vio cumplido su mayor sueño, “una experiencia totalmente fantasiosa”, señaló a la publicación.

El detalle más romántico de la velada fue la entrada de los novios. De manera muy original, Justin tocó una romántica melodía con su guitarra en el camino al altar. “Fue una pieza que escribí para ella específicamente para esa noche”, explicó.

¡Felicitamos al matrimonio!