El actor estadounidense y la actriz galesa se conocieron hace doce años en el festival de cine de Deauville, en Francia y según confesó él, fue amor a primera vista. Luego se encontraron en una cena donde ella contó que le encantaba el golf, el deporte favorito de Michael. “Es la mujer perfecta” fue lo primero que se le vino a la mente al actor.

En 1999 comenzaron su romance, aunque de manera ultra reservada. Aparecían en eventos juntos, pero negaban cualquier tipo de vínculo amoroso. Hasta que un paparazzi los captó, super acaramelados, de paseo en un yate sobre el mar de Marbella, donde Michael posee una casa para vacaciones. La pareja no pudo ocultarse más y el romance se hizo extremadamente mediático. Al año siguiente se casaron con una inmensa boda en Nueva York, previo contrato prenupcial en el que el actor se comprometió a pagarle a Catherine una suma de cuatro millones de dólares, en caso de infidelidad. Así, ella se aseguró el matrimonio para toda la vida y él se convirtió en el marido perfecto. Con veinticinco años de diferencia y pese a todos los pronósticos, los actores ya llevan once años juntos, comparten fortuna, dos hijos y fecha de cumpleaños: el 25 de septiembre. ¡Una pareja adorable!