No hay nada como estar soltera y rodando una peli para encontrar el amor. Y si no, que se lo digan a Ariadna Gil, que desde que trabajó en Alatriste con Viggo Mortensen no se ha separado de su capitán neoyorkino con acento argentino ni un segundo.

Viggo trabaja a nivel más internacional que ella, así que hacía mucho que no se los veía paseando su amor por las calles de Madrid. Pero estos últimos días, la pareja se instaló en la capital española para celebrar su amor en compañía y descanso.

Y lo mejor es que ambos son muy relajados. Se dejan ver sin hacer los escándalos que hacen otras parejas de famosos, como si el mundo se detuviera cuando ellos ponen los pies en la calle. ¡Nos encantan!