sabias-que-puedes-cortar-tu-cabello-en-casa-hoy-te-ensenamos-algunos-trucos

Cortar el cabello en casa puede implicar un gran ahorro de dinero y, ¡de tiempo! ¿Te seduce la idea?Te enseñaremos algunos trucos para que tengas en cuenta. ¡No te los pierdas!

Prepara tu cabello

Antes de comenzar a cortar tu pelo, es necesario que lo prepares como es debido. Para ello, lávalo con tu champú y acondicionador y péinalo muy bien para no tener problemas al momento de utilizar las tijeras.

Nunca cortes el pelo en seco

Antes de dar el gran paso, SIEMPRE es recomendable que humedezcas tu cabello con un rociador o spray con agua, en el caso de que no tengas tiempo para lavarlo. Esto hará que tu pelo esté más liso y te sea más sencillo realizar un corte parejo y sin errores.Eso sí, deberás tener el pelo seco si quieres apelar a un corte radical y utilizar máquinas para rasurar. ¡Ya sabes que el agua y la electricidad son una pésima combinación!

Presta atención a la forma de tu rostro

Debes tener en cuenta tu tipo de rostro, a la hora de tomar las tijeras. Solo así podrás realizarte el corte ideal para ti y quedar como recién salida del salón de belleza.  Mira:

  • En el caso de que tu cara sea oval, estás de parabienes, pues cualquier corte que te hagas en casa te quedará bien.
  • Si tu rostro es redondo, lo mejor es que mantengas el largo de tu cabello por debajo de tus pómulos para dar la apariencia de una cara más larga y una barbilla más estrecha.
  • Las caras cuadradas necesitan ondas y flequillo para suavizar las facciones angulosas.
  • Y, finalmente, las caras alargadas se verán mucho mejor con un corte irregular.

Busca información

Seguramente, no querrás improvisar al momento de cortar tu cabello en casa. Y, ¡sí! Una de las claves del éxito es la información. Así que te recomendamos que explores YouTube. Allí, podrás encontrar muchos tutoriales que te guiarán para que puedas convertirte en tu propia peluquera y para que tu primer corte sea un rotundo triunfo.

¡Sigue estos pasos y cuéntanos qué tal! El estado de tu cabello al fin estará en tus propias manos.