Teherán, 15 feb (EFE).- Sean Stone, hijo del cineasta Oliver Stone, se convirtió en musulmán chií en una ceremonia celebrada en la ciudad iraní de Isfaham, informó hoy la agencia local Fars.

En la ceremonia, celebrada ayer según la fuente, el hijo del director de cine estadounidense adoptó el nombre musulmán de Ali.

“La conversión al islam no es abandonar el cristianismo o el judaísmo, en los que nací”, dijo Sean Stone, cuyo padre es de origen judío y su madre cristiana.

“Esto significa que he aceptado a Mahoma y otros profetas”, añadió, sin más explicaciones, Stone, de 27 años, licenciado en Historia, colaborador de su padre en diversos trabajos cinematográficos y director de algunos documentales.

Sean Stone señaló también que le gustaría, por medio del cine, “introducir la cultura y la civilización persas en Occidente”.