SALUD

¿Pasas horas frente al espejo? ¿Estás todo el tiempo pensando en qué atuendo te pondrás? Si tu respuesta a estas preguntas ha sido SI es probable que estés un poco obsesionada con tu aspecto. No te sientas mal, todas padecemos esto en algún momento de nuestra vida, ya que vivimos en una sociedad que nos muestra que para ser perfectas, debemos pasar horas retocándonos frente a un espejo. Si no sientes que eres una persona dependiente de esto, te invito a que leas el artículo, en el cual te explicaremos cuales son las señales de que estas obsesionada con tu aspecto. Tal vez no lo sabías y recién lo empieces a notar, de cualquier forma no puedes perderte este informe, te será de gran ayuda.

1. Estas pensando en realizarte alguna cirugía estética

Si estás muy obsesionada con el asunto de realizarte un procedimiento quirúrgico y planeas gastar hasta tu último centavo en este, tienes un problema.

2. Si quieres lucir desesperadamente como una joven adolescente

Hay mujeres que toman esta tarea muy enserio y no tienen expectativas realistas sobre el asunto. El querer quitarte dos o tres años de encima no está mal, pero querer lucir como una joven de 20 años menos puede ser considerado un problema psicológico.

3. Si te miras al espejo una y otra vez

Los espejos son nuestros mejores amigos, pero pasar demasiado tiempo frente a estos puede considerarse una obsesión con la apariencia. Chequear una y otra vez el maquillaje, el cabello y sentir esa inquietud constantemente, no es un buen síntoma.

4. Si piensas solo en tu apariencia mientras estás con tus amigos o pareja

Si estás constantemente pensando en cómo luces y no disfrutas el tiempo con tu pareja o tus amigas, tienes un problema de obsesión con tu apariencia.

5. Si eres fanática de las dietas y del ejercicio

Es muy saludable llevar la alimentación correcta y ejercitarse diariamente, sin embargo querer tener siempre el peso perfecto hasta llegar al punto de evitar comer para adelgazar es una clara señal de que estás obsesionada con tu apariencia.

Estas fueron las señales de que estás obsesionada con tu aspecto, intenta no enfocarte demasiado en esto. Recuerda que todas somos únicas y diferentes. Está bien querer lucir presentable y resaltar ciertos rasgos con la ayuda del maquillaje, pero cuando este se convierte en una obsesión puede considerarse muy peligroso para tu salud psicológica. Si este es tu caso, no temas en dirigirte a un profesional, el cual te ayudará a superar este problema de la mejor manera posible.