Durante muchos años, hemos escuchado que las mujeres tenemos un “reloj biológico” que nos dicta cuándo debemos tener hijos y cuándo no.

Hace algún tiempo atrás se hablaba de “embarazo de riesgo” cuando una mujer mayor a 30 años quedaba en estado. Un poco absurdo, ¿verdad? A esa edad muchas de nosotras recién nos estamos asentando en la vida.

A raíz de estas creencias se realizó un estudio para determinar el impacto que podría tener un embarazo en la salud de una mujer mayor de 35 años.

La investigación

El estudio se realizó en 830 mujeres postmenopáusicas, en ellas testearon memoria verbal, habilidades ejecutivas funcionales y cognición en general. Tomaron en cuenta la edad de la primera menstruación, la cantidad de embarazos, la edad y demás factores relacionados entre el embarazo y las enfermedades mentales.

Los resultados

Las participantes que quedaron embarazadas después de los 35 tienen mayor memoria verbal, y quienes tuvieron su período antes de los 13 tienen un poder de cognición global más fuerte. Por otra parte, las mujeres que tuvieron familia entre los 15 y los 24, tienen peor salud y peor funcionamiento cognitivo en sus 40 años.

El alto nivel de hormonas producido durante el embarazo favorece las funciones cerebrales, esto significa que, a diferencia de lo que se creía, embarazarse luego de los 35 tiene un efecto positivo en las mujeres.

De todas maneras, no hay una edad perfecta para ser mamá. Cada mujer tiene que ser capaz de elegir cuándo y cómo quiere ser madre.

¿A qué edad fuiste mamá?