SEXO

Existen muchas maneras de cuidar el medio ambiente. Pero hay formas muy curiosas que seguramente no sabías y que, además, te darán muchísima satisfacción. ¿De qué estamos hablando? De sexo. Así es, puedes proteger la tierra con estos tips a la hora de hacer el amor.

1. Ahorra energía y quítate las inhibiciones

S1

Ten sexo a plena luz del día, cierra las cortinas para que tus vecinos no se crean que les estás dando un show. Sexo con luz natural: cuida el planeta y disfruta de tu cuerpo sin inhibiciones ni oscuridad.

2. Ahorra agua

S2

Una ducha de a dos te ayuda a ahorrar agua e invita  a empezar el día con buen sexo e higiene.

3. Aire puro

S3

Si una de tus fantasías es tener sexo en público, honra la Tierra pero sin ofender a nadie. Vete de campamento, o prueba en el jardín de tu casa, pero sin arruinar las flores ni el césped. Despiértate con el olor y la frescura del rocío.

4. De la tierra a tu cuerpo

S4

Ayuda a levantar tu deseo sexual con alimentos naturales que puedes sembrar en el jardín de tu casa, como apio, zanahorias, espárragos. Estos y otros alimentos pueden ser tus mejores afrodisíacos “hechos en casa”, sin conservantes ni productos químicos. Prueba frutas y verduras orgánicas, sin pesticidas ni GMO.

5. Juega con cuidado

S5

Si te gustan los juguetes sexuales, busca vibradores, dildos y demás que no contengan PVC, un producto químico peligroso que nadie necesita en el cuerpo.

6. Lubricación

S6

La mejor forma de lubricar es usando la lengua (¿sabías?), pero si a ti y a tu pareja les gusta algo más, recurre a los lubricantes ecológicos. Mira en la etiqueta que no estén hechos con productos derivados de petróleo.

7. Ecológicos hasta en la cama

S7

Si vas a cambiar tu recámara, busca muebles que sean hechos con materiales que no atenten contra el medio ambiente y que, a su vez, te permitan disfrutar de tu cuerpo y tu sexualidad en forma “consciente”.

8. Sexo en el carro

S8

Prueba con un auto híbrido, que son mejores para el medio ambiente y para tu economía (y para tu adrenalina, ya que el sexo en un auto puede ser muy memorable).