Un simple accesorio puede marcar la diferencia en el look para una salida. Todo depende del tipo de evento y del tamaño y color escogidos.

Un moño bien grande y de un color fuerte, como rojo o violeta, es un detalle coqueto, ideal para utilizar con el cabello recogido en una salida de tarde con amigas. El mismo estilo de accesorio, pero en un tamaño más pequeño y en tonos oscuro o beige, es un excelente complemento sutil para adornar el cabello con un semirecogido para una fiesta nocturna.

Lo más importante es serle fiel al estilo de cada uno y así encontrar el mejor accesorio para cada ocasión.