RECETA

Hoy te proponemos una receta sumamente deliciosa: tarta de fresas y yogur. Puede servirse en una merienda, como postre o para acompañar el café después de la cena. Lo mejor: su textura crujiente por fuera y suave por dentro. ¡Toma nota!

¿Qué se necesita? 1 lámina de masa quebrada refrigerada, 80 gramos de azúcar, 1 cucharadita de ralladura de naranja, 3 huevos, 3 cucharadas soperas de almendras molidas, 125 gramos de yogur griego natural, 120 centímetros cúbicos de leche y 200 gramos de fresas.

¿Cómo se prepara? Precalentar el horno con calor arriba y abajo a 180 grados. En un molde de tarta desmontable extender la masa quebrada y pinchar la base con un tenedor.

Colocar un trozo de papel de hornear y poner legumbres secas para hacer de peso y que al hornearla no se infle. Cocinar durante diez minutos, retirar los granos y dejar cinco minutos más. Retirar del horno y reservar.

Para preparar el relleno, batir los huevos a temperatura ambiente con el azúcar durante cinco minutos o hasta que doblen su volumen y se vean espumosos. Añadir las almendras molidas y la ralladura de naranja, mezclar hasta incorporarlas.

Echar en la mezcla el yogur griego, la leche y poner toda la masa en el interior de la base de tarta. Cortar las fresas en mitades y colocar entre el líquido. Hornear durante 25 minutos a la misma temperatura.