RECETA

Esta tarta fácil de verduras con masa filo es perfecta para compartir en una picada o para servir de aperitivo. La base crujiente de la masa filo se mantiene muy bien si se prepara con horas de antelación y se calienta ligeramente antes de servir. Para enriquecerlo podríamos gratinar un poco de queso por encima. ¡Toma nota!

¿Qué se necesita? 4-5 láminas de masa filo, 3 tomates medianos, 1 calabacín, 1 berenjena, 1 cucharada de levadura de cerveza, hierbas aromáticas provenzales, sal, pimienta negra, ajo granulado, un poco de vino blanco, perejil fresco y aceite de oliva virgen extra.

¿Cómo se preparan? Precalentar el horno a 180ºC y preparar una bandeja. Extender una lámina de masa filo sobre la bandeja de horno y pintar suavemente con aceite de oliva. Colocar encima otra lámina y pintar con aceite. Repetir la operación hasta disponer 4-5 láminas.

Dar un golpe de pimienta negra y colocar encima el tomate cortado en rodajas finas. Salar ligeramente. Distribuir la berenjena, cortando las rodajas en mitades si fuera muy gruesa, y después el calabacín. Salpimentar, sazonar con el ajo y las hierbas provenzales, y cubrir con la levadura en copos. Regar con un hilo de aceite.

Hornear durante unos 30 minutos, girando la bandeja y vigilando que no se quemen los bordes de la masa. Humedecer las verduras con un poco de vino a mitad del tiempo de cocción. Servir con perejil fresco picado.