Quizá porque has dedicado los años anteriores a desarrollar tu carrera o a encontrar al hombre de tu vida, has pospuesto hasta ahora la maternidad. Pero si tienes 40 años o más y estás embarazada, tienes que saber algunas cosas importantes al respecto.

Un peso saludable puede hacer una gran diferencia

¿Sabías que mantener un peso saludable durante el embarazo cuando tienes 40 años o más puede prevenir complicaciones?

De acuerdo a un estudio, las personas mayores de 40 años que se encontraban en un peso saludable cuando concibieron a su bebé redujeron el riesgo de cesárea, parto prematuro, bajo peso al nacer y diabetes gestacional, cosas comunes en las mujeres embarazadas a esta edad.

Las probabilidades de aborto involuntario aumentan

Como los óvulos ya no son tan nuevos, son más propensos a desarrollar anormalidades genéticas que impiden que el feto se desarrolle a término. Muchos abortos involuntarios ocurren porque el bebé no habría nacido sano, y por desgracia no hay nada que se pueda hacer para evitarlo.

Los investigadores encontraron entre las fertilizaciones in vitro una tasa de aborto involuntario de un 24 por ciento para los 40 años de edad, del 38 por ciento para los 43 años de edad, y del 54 por ciento a los 44 años de edad.

La edad del padre también importa

Aunque los hombres pueden conservar su virilidad, lo cierto es que su fertilidad también disminuye con el tiempo. Además, se han encontrado tasas más altas de defectos genéticos como el autismo y la esquizofrenia en los bebés engendrados por hombres mayores, ya que la calidad del esperma se deteriora con la edad.

La importancia de las vitaminas con ácido fólico

Todas las embarazadas deberían tomar vitaminas que contengan ácido fólico, especialmente si tienes más de 40 años al momento de quedar embarazada. El ácido fólico ayuda a evitar defectos del tubo neural, como la espina bífida.

Prepárate para una cesárea

Está comprobado que tener un parto natural después de los 40 es mucho más difícil y puede conducir a un prolongado trabajo de parto que produzca sufrimiento fetal. Para evitarlo, habla con tu médico sobre la posibilidad de tener a tu bebé por cesárea.

Conocer los riesgos y saber qué esperar cuando quedas embarazada después de los 40 te ayudará a vivir tu embarazo más tranquila y de forma más realista. Y aquí podrás descubrir por qué los embarazos a edades avanzadas provocan más cesáreas.