Aprende a abrigarte sin llenarte de prendas innecesarias.

Cubre la boca y el pecho. Estas dos zonas de tu cuerpo son las que más sufren el frío. Asegúrate de usar una camiseta manga larga debajo de tu outfit y luce una bufanda lo más abrigada posible.

No uses telas sintéticas. Este tipo de telas no permiten que tu piel respire apropiadamente. En las estaciones frías tu mejor aliada será la lana pura y el algodón, especialmente para las prendas esenciales.

Elige el mejor saco. Asegúrate de conseguir un saco acorde a tu altura y proporciones. Si eres más bien gordita, elige una opción que remarque tu cintura. Si eres muy alta, una abrigada capa te sentará muy bien. Si tu piel es más bien clara, elige tonos pastel como el beige. Si tienes piel morena, tu mejor opción será de un color intenso como el fucsia o el blanco.