tips-para-incorporar-habitos-saludables-a-tu-dia-a-dia-sin-volverte-loca

Todas escuchamos hablar una y mil veces de los hábitos saludables: hay que cuidarse, hacer ejercicio, comer sano, mantener un bajo nivel de estrés y miles de cosas más que son súper importantes para cuidar nuestra salud.

Todo suena divino en la teoría, ¿pero cómo hacemos para meterlos en el día a día? ¡No te preocupes! Hoy te contamos cómo introducir hábitos saludables en tu rutina aportándole una cuota de cuidado extra a tu vida sin volverte loca en el intento.

Reemplaza la sal de mesa por sales dietéticas

Muchas veces escuchamos que no debemos comer con sal, pero lo cierto es que cuesta porque estamos acostumbrados a su sabor y cambiarlo no es cosa de un día para el otro. Tenemos una propuesta para ti: reemplaza la clásica sal de mesa por sales dietéticas utilizadas para la hipertensión. No las juzgues sin antes probarlas, su sabor es similar y su efecto menos nocivo.

Desenchúfate por un rato

Todas vivimos con el celular en la mano, frente a una computadora o a la televisión. Hoy te proponemos ¡que te desenchufes! ¿Cómo? Ten un libro siempre contigo para evitar agarrar el teléfono cada vez que tengas un rato libre. Además, leer antes de ir a dormir te va a relajar mucho más que chequear qué pasó en las redes sociales. Y si comes sin el teléfono te vas a sentir mucho mejor y más conectada con lo -y los- que te rodean. ¡Haz la prueba!

Ve caminando a trabajar

Ya sabes que agregar ejercicio físico a tu día es fundamental, pero ¿sabes de qué forma? Si no te gusta ir al gimnasio, salir a correr o simplemente no tienes tiempo para ir a un lugar a hacer algo: ve caminando a trabajar. Es simple, sano, barato y saludable. No tienes excusa, ¡arranca hoy mismo!

¡Cocina!

Si tu rutina te obliga a comer afuera todos los días, sea al mediodía o por la noche, prueba con preparar tu vianda. No hay nada como la comida hecha en casa y qué mejor si puedes llevártela y comerla en tu trabajo. Mucho más barato y sano. ¿Por qué no implementarlo?

Prueba sin despertador

Como ejercicio anti-estrés te proponemos que, al menos el fin de semana, no escuches el sonido de tu despertador. Si tienes la posibilidad de dormir sábados y domingos, no pongas la alarma y despiértate cuando tu cuerpo lo necesite. Y si tienes un ratito para una siesta, ¡mejor!

Botellita al lado, ¡siempre!

Tomar agua todo el día es necesario y saludable, ya lo sabías. Pero cómo incorporarlo en tu rutina es lo que tal vez no sepas. Cómprate un agua saborizada o simplemente llena una botella con agua para tener líquido siempre a mano.

Pasa por la dietética

Cuando hagas tus compras del mes no olvides pasar por una dietética para comprar productos naturales. Además de la clásica pasada por el súper, puedes ir sumando otro tipo de ingredientes mucho más saludables para tu alimentación diaria.

Ya ves que para incorporar hábitos saludables en tu día a día no hay que hacer grandes sacrificios. ¿Te sumas a la vida más sana de forma sencilla?