Jessica Alba

La chica reconocida por su atractiva mezcla de dulzura y sensualidad confesó ser extremadamente tímida en la vida real. Pero por suerte encontró su gran escape en la actuación. Según contó, la comedia es el género que más la desinhibe.

Blake Lively

La joven que interpreta a la multimillonaria Serena Van Der Woodsen en la serie Gossip Girls (Sigue la quinta temporada todos los martes a las 21 por Glitz) se reconoce como una persona tímida. Las clases de actuación fueron su manera de combatir su carácter retraído.

Lady Gaga

Sí, aunque parezca increíble, la excéntrica cantante dice ser algo tímida en el fondo. Parece que Lady Gaga no se siente cómoda al tratar con personas extrañas y según afirmó, el escenario hollywoodense le hace recordar a su secundaria: un lugar donde sentía que no encajaba.

Kim Kardashian

La voluptuosa modelo del clan Kardashian no tiene problemas en posar semidesnuda para las revistas más conocidas. Sin embargo, es muy vergonzosa. De  hecho, siempre le cuesta bailar en los boliches por miedo a hacer el ridículo. Según comentó, participar en el reallity show Dancing With the Stars le ha servido para desinhibirse.

Julia Roberts

La exitosa actriz suele ser super simpática y extrovertida. Pero hay una situación en la que se vuelve retraída: las escenas de sexo. Durante el rodaje de Eat, Pray, Love admitió que este tipo de cuadros hacen surgir su lado más tímido.