Snoop Dogg

El rapero estadounidense ha tenido problemas con la justicia desde que era un adolescente. Fue detenido en varias ocasiones por la policía, la mayor parte de veces por posesión de drogas. Desde el 2003 no ha tenido problemas legales pero sigue manteniendo ese estilo rebelde y excéntrico de siempre.

50 Cent

Su pasado lo condena. El rapero fue arrestado por vender crack en la década del noventa y cuando pagó su deuda con la ley fue contratado por Columbia Records, con quienes grabó un álbum. Poco después, se volvió a meter en problemas, cuando le dispararon nueve veces frente a la casa de su abuela. Ese conflicto hizo que la discográfica cancelara su contrato.

Nicky Minaj

La cantante trinitense no ha tenido problemas con la justicia pero sí con una de sus colegas y compañeras de American Idol. Merece estar en la lista de los famosos más conflictivos después de desatar una acalorada discusión con Mariah Carey. Minaj amenazó con noquearla.

Charlie Sheen

Sus problemas de drogas no solamente le trajeron conflictos personales sino que fueron el detonante para perjudicar su carrera profesional. Fue despedido de Two and a Half Men y luego desacreditó a su reemplazo, Ashton Kutcher. Ahora, no deja de ser un personaje excéntrico de Hollywood, pero parece estar viviendo a un ritmo más tranquilo.

Lindsay Lohan

Sería imposible que no estuviese entre los famosos más conflictivos. La actriz de Chicas Pesadas ha protagonizado un sinfín de problemas con la justicia. Ha estado en prisión acusada de robo, por manejar alcoholizada y por sus conflictos con las drogas. Además, se ha sometido rehabilitación en varias oportunidades, pero Lindsay parece no poder controlar sus excesos.