Un clásico de la coctelería, delicioso y con un toque especial.

¿Qué se necesita? Dos medidas de coñac, media de crema de leche, media de licor de cacao negro y una pizca de nuez moscada.

¿Cómo se prepara? Colocar en una coctelera un poco de hielo, el coñac, el licor de cacao y la crema. Agitar bien por unos minutos y colar sobre una copa de Martini fría. Para terminar, rallar un poco de nuez moscada por encima. ¡Qué delicia!