Un delicioso aperitivo con propiedades relajantes para degustar luego de una ardua jornada de trabajo, en una reunión tranquila con amigos.

¿Cómo se prepara? Colocar en una coctelera cuatro medidas de whisky, tres de ron añejo, dos de vermut y una de licor de naranjas triple sec. Mezclar y servir en vasos de whisky bien fríos. Decorar con cerezas o rodajas de naranjas. ¡Qué lo disfrutes!