Eben Freeman, bartender de la ciudad de New York, ha creado este divertido cóctel que es en verdad una infusión de chicles y vodka que resulta de lo más colorida y deliciosa. ¿Quieres probarlo?

¿Qué se necesita? 16 chicles de tutifruti cortados a la mitad, dos tazas de vodka, una cucharada de jugo de limón, una cucharada de jugo de lima, una cucharada de granadina, media cucharada de clara de huevo y una taza de hielo.

¿Cómo se prepara? En un frasco hermético combina el vodka y los chicles. Tapa bien y reserva por 24 horas, sacudiendo el frasco cada 6 horas. Cuela la infusión para retirar los chicles.

En una coctelera mezcla enérgicamente dos onzas de la infusión, el jugo de limón, el jugo de lima, la granadina y la clara de huevo. Agrega el hielo y agita solo 20 segundos. Sirve en una copa fría. ¿Qué te parece? Delicioso ¿no?