Una propuesta distinta, salada, para los más atrevidos.

¿Cómo se prepara? Coloca hielo en una jarra e incorpora cinco partes de jugo de tomate, dos de juego de limón y una de salsa inglesa o salsa worcestershire. Agrega sal a gusto y revuelve. Por último, completa con cerveza hasta llenar el recipiente. Puedes seguir el mismo procedimiento pero en un vaso largo. En este caso, procura revestir con sal el borde del vaso. ¡Qué lo disfrutes!