Un bebida imperdible para los amantes del whisky.

Cuenta que la receta nació de un general retirado que pasó sus últimos años bebiendo whisky y probando nuevas combinaciones para hacerlo más suave, hasta que logró este sabor. ¡Pruébalo!

¿Qué se necesita? Dos medidas de whisky, una cucharadita de azúcar, un dash de angostura, un dash de agua, hielo, una cereza y una rodaja de naranja.

¿Cómo se prepara? Coloca en un vaso de whisky el azúcar, el angostura y el agua y mézclalo. Agrega el hielo y completa con el whisky. Por último, decora con la rodaja de naranja y una cereza.