La silueta en forma de reloj de arena es la más femenina, y la que hace que resalten más las curvas de nuestro cuerpo. Te proponemos tres ejercicios con los que acentuar esas curvas de vértigo.

El primero funciona muy bien y consiste en una flexión lateral de rodillas. Necesitaremos un disco, una pesa, una botella de agua llena o cualquier objeto que pese un poco (al menos unos dos kilos).

Comenzamos de rodillas en el suelo, con las piernas abiertas a la altura de las caderas. Sujetamos el disco por encima de nuestra cabeza con los brazos estirados y nos inclinamos sólo desde la cintura mientras los brazos acompañan el movimiento del cuerpo. Al volver a la posición inicial notarás cómo trabajan las zonas laterales de la cintura.

Los abdominales oblicuos también son fantásticos. Nos sentamos en el suelo con las rodillas semiflexionadas y los pies bien apoyados. Podemos colocar las manos por detrás de la cabeza, sin cruzarlas. Asegúrate de mantener los codos abiertos en todo momento.

Apoyamos el peso de nuestro cuerpo sobre la cola, y desde ahí rodamos hacia atrás y hacia un lado, girando nuestra cintura, y volvemos a la posición inicial.

Puede que al principio necesites sujetar los pies por debajo de una espaldera o un sofá para que no se muevan las piernas.

Por último, otro de nuestros ejercicios predilectos es el aerotwist. Puedes hacerlo con una pequeña pesa que mantendrás siempre a la altura del pecho, o bien solamente juntando tus manos, depende de la intensidad que le quieras dar.

Nos colocamos de pie, con las piernas abiertas a la altura de las caderas y las rodillas ligeramente flexionadas. Tomamos nuestra pesa y comenzamos a hacer pequeños giros de cintura a un lado y a otro, lo más rápido que podamos. Las caderas y los hombros deben estar totalmente inmóviles. Realiza este movimiento durante unos cincuenta segundos y descansa otros diez. Repite el ejercicio tres veces.

Con estos ejercicios y nuestros consejos, ¡no habrá top que se nos resista! ¿Listas para marcar la cintura?