POSTRES

Uno de los momentos más peligrosos cuando estamos a dieta es el postre, ese momento después de comer súper sano en que nos morimos por algo dulce y delicioso.

Afortunadamente hay muchas cosas que podemos comer para satisfacer el antojo sin echar la dieta a la basura, postres bajos en calorías pero llenos de energía para ese momento de locura después de comer. En esta oportunidad te traemos tres opciones súper ricas y dietéticas.

Pudín de plátano mágico

Necesitan dos plátanos y una cucharada de mantequilla de maní. Pelen el plátano y aplástenlo con un tenedor, luego agreguen la cucharada de mantequilla y mezclen bien. Si tienen maníes a la mano le pueden agregar unos cuantos y queda… ¡delicioso!

También pueden licuarlo para una mejor consistencia y refrigerarlo durante dos horas antes de servir.

Peras acarameladas

Este postre es delicioso y lo pueden preparar con peras o con manzanas. Necesitan una fruta cortada a la mitad sin semillas ni tallo, media cucharada de miel y una pizca de canela. Coloquen la fruta por la mitad en una charola que puedan hornear, viertan la miel (debe ser 100% de abeja para que no tenga tantas calorías) y espolvoreen con canela. Horneen a 150° C durante diez minutos o hasta que se ablande la fruta.

Si lo van a servir a sus invitados (que no estén a dieta) lo pueden acompañar con una bocha de helado de vainilla.

Sorbete de piña

Este es el menos dietético de todos, pero tampoco es mucho pecado. Necesitan una lata de piña en almíbar (para hacerlo más light puede ser natural) y una licuadora. Sólo licúa todo muy bien y congela. Antes de servir licua nuevamente para dar una consistencia más rica a la mezcla.

¿Qué te parecen estos postres?