Para cuando nos ataca el hambre, nada mejor que estos tentempiés light que nos ayudaran a evitar kilos demás y nos brindarán muchísimos nutrientes. ¡Elige el que más te guste!

Granola de almendras y coco

Ingredientes: tres tazas de avena arrollada, media de almendras, media taza de coco rallado, un tercio taza de semillas de zapallo o girasol, una pizca de sal, un cuarto taza de manteca derretida, seis cucharadas de miel y una taza de frutos secos como pasas, cerezas o damascos.

Preparación: precalentar el horno. En un bol, colocar la avena, las almendras, el coco, los frutos secos y las semillas. Agregar la sal, la miel y la manteca sobre la mezcla. Revolver con cuchara de madera, distribuir en una placa para horno y cocinar por 15 minutos. Cuando esté fría la preparación, guardarlo en bolsitas para ingerir a diario. ¡Con yogur queda riquísima!

Cookies de granola

Ingredientes: 180 gramos de manteca, una taza de azúcar rubia, media taza de melaza de maíz, una taza y media de harina, una cucharadita de canela y dos tazas de granola casera.

Preparación: en un bol combinar la manteca con el azúcar rubia y la melaza de maíz. Agregar la harina, la canela y la granola, y mezclar bien, integrando todo. Sobre una placa enmantecada y enharinada, colocar la preparación por cucharadas, separadas entre sí. Llevar al horno precalentado, de moderado a fuerte y cocinar hasta que las galletitas se despeguen de la placa.

Barras de frutas y avena

Ingredientes: Para la masa (granola base): 150 gramos de manteca, un cuarto taza de azúcar negra, un cuarto taza de melaza de maíz y tres tazas de avena arrollada. Para el relleno: dos tercios de damascos secos, media taza de dátiles y media taza de ciruelas secas sin carozo.

Preparación: precalentar el horno a 200 grados y enmantecar un molde rectangular de 20 x20 centímetros. Colocar en una cacerola la melaza, la manteca y el azúcar y cocinar a fuego moderado hasta que la manteca se derrita. En ese momento, echarle la avena y revolver bien para que todo se distribuya correctamente. Colocar la mitad de esta preparación (la granola) en la base del molde presionando bien con el revés de una cuchara para dejarla lisa. Picar las frutas secas, mezclarlas y esparcir sobre la pasta ya estirada. Volcar el resto de granola sobre las frutas, presionando nuevamente. Cocinar durante veinte minutos o hasta que la preparación esté apenas dorada. Dejar enfriar 5 minutos y marcar con un cuchillo rectángulos y dejar enfriar antes de retirar del molde. Se pueden guardar en frascos herméticos y duran hasta una semana.