La depresión posparto les sobreviene a muchas mujeres después de dar a luz a su bebé. En la mayoría de los casos comienza después de las primeras semanas del embarazo y suele ser temporal, pero si no se trata a tiempo puede ser muy grave. 

Una mujer puede tener depresión posparto pero no darse cuenta, por eso es importante que su entorno sepa identificar los síntomas. Te contaré lo que otras personas hicieron por mí para que puedas ayudar a tu amiga.

No le critiques

A veces las personas critican sin saberlo cuando dicen cosas que lejos de hacer el bien, duelen. Por ejemplo, si tu amiga se queja de los problemas que debe enfrentar con un recién nacido, no le digas “mira el bebé hermoso que tienes, deberías estar feliz”. Además de sentirlo como una crítica, ese comentario podría hacerle sentir culpa. Si quieres decir algo que sea para buscar una solución y aportar un poco de luz.

Escucha lo que tiene para decir

Una madre con depresión posparto tiene muchas emociones encontradas, pero expresarlas hará que se sienta mejor. Cuando tu amiga quiera hablar ¡escúchala! No la juzgues y no le des consejos si no los pide. Solo escucha y abrázala si lo necesita. 

Ofrécele apoyo emocional

Quizá intente mostrarse fuerte, pero la realidad es que necesita apoyo emocional. Dile que estás a su lado para lo bueno y para lo malo. Pero no solo basta con palabras, haz cosas que le puedan ayudar como limpiar su casa, cocinar o cuidar de su bebé para que pueda tener tiempo para ella.

Motívala a salir y a pasarlo bien

Una mujer con depresión posparto busca cualquier excusa para quedarse en casa y no salir, algo que realmente la puede perjudicar. Por eso es necesario que la motives para hacer actividades fuera de casa y que pueda relacionarse con otras personas. 

Acompáñala a pedir ayuda

No me refiero solo a pedir ayuda para las tareas domésticas, sino que también es necesario que la animes a buscar ayuda profesional. Ella pensará que no lo necesita, pero a veces una simple frase de la persona adecuada es más que suficiente para empezar a ver la luz.

Si tienes una amiga con depresión posparto no dudes en ayudarla. Esta depresión, si no se trata, puede convertirse en un problema mucho más severo.