Todos los días cientos de personas en el mundo pierden su empleo por diferentes motivos. Si tu pareja quedó desocupada y se siente muy mal, déjame contarte qué es lo que puedes hacer para ayudarlo. No te pierdas esta entrega.

Escúchalo

Lo mejor que puedes hacer es tener paciencia y escucharlo. Muchas veces quien pierde su empleo se siente totalmente inútil, así que no lo trates mal o le digas que no te interesa escucharlo… sería demasiado cruel y triste para él.

Ayúdalo a que no pierda su identidad

Por lo general, las personas que se quedaron sin empleo sienten que perdieron su identidad y que no son nadie. Pero tú puedes hacer que tu pareja no sienta esto. Explícale que la identidad es algo más profundo y mucho más amplio que el cheque de todos los meses. Es importante que sepa que no siempre todo pasa por el empleo y que él vale más de lo que sus exjefes le hicieron creer.

Fomenta que se encuentre con sus amigos y familiares

Perder el trabajo puede ser causa de vergüenza. Es probable que tu pareja no sienta ningún tipo de deseo de estar cerca de las personas, ni siquiera de sus hijos si es que los tuviera.

Ten paciencia y explícale que no es vergonzoso que se haya quedado sin trabajo. Háblale de otros temas e insístele en que sería bueno ir a visitar a la familia para despejarse un poco.

Dale tiempo

No esperes que de la noche a la mañana vuelva a trabajar. Puede ser que le tome unos días digerir la noticia, sobre todo si es un hombre que toda su vida trabajó. Es importante que se sienta contenido y que sepa que tú estarás siempre con él ayudándolo a encontrar un nuevo empleo cuando se sienta listo.

Anímalo a hacer lo que siempre quiso

No todo tiene que ser malo, ¿verdad? Porque como se dice siempre “si se te cierra una puerta, se te abren ventanas”. Una buena idea es decirle que puede comenzar un negocio por su cuenta o aprovechar esta oportunidad para hacer eso que siempre había querido hacer.

Todo lo que hagas por animar a tu chico es válido, sobre todo si lo haces con paciencia y le demuestras tu amor.