Esta vez decidimos proponerte un nail art súper fácil, ideal para inexpertas o para quienes recién se animan a incursionar en la decoración de uñas. No necesitarás ninguna herramienta extra, solo tus esmaltes, y el diseño es muy divertido y versátil, para que puedas combinar los colores que más te gusten. ¡Manos a la obra!

¿Qué se necesita? Esmalte verde agua, lila y amarillo pastel (puedes cambiarlos).

¿Cómo se realiza? Primero, pinta todas tus uñas con el color verde y déjalas secar. A continuación, toma el color lila y dibuja tres líneas gruesas seguidas que vayan disminuyendo de largo, como si fueran escalones. Deja secar nuevamente. Toma el color amarillo y realiza el mismo dibujo por encima del color lila, pero un poco más abajo, para que se puedan apreciar los tres colores. Y ¡listo! Recuerda proteger tu nail art con una capa de esmalte transparente. ¿Viste qué fácil?