Nuevamente te traemos nuestra clásica propuesta de tres platos distintos con un mismo ingrediente. Esta vez, optamos por la carne de pollo, pues es muy versátil y puede ser preparada en un sinfín de recetas. A continuación, nuestras favoritas:

Sándwich gourmet, ideal para un picnic

Necesitarás tu pan negro favorito y una pechuga de pollo. Corta la pechuga en láminas y cocínalas en una plancha. Por otra parte, corta una cebolla en tiras bien finas y cocínalas en sartén con un poco de manteca. Cuando estén doraditas, agrega un poco de aceto balsámico y tendrás unas deliciosas cebollas caramelizadas. Para el armado: Unta el pan con mayonesa, coloca el pollo, unas hojas de espinaca y tomates secos hidratados. Por último, puedes agregar un poco de queso de máquina. Cubre con la otra rodaja de pan y ¡Listo!

Ensalada original, perfecta para llevar a la oficina

Corta media pechuga de pollo en cubos y saltea en un poco de aceite. Déjalo enfriar. Mientras tanto, lava y corta rústicamente con la mano un poco de rúcula y lechuga morada. Agrega cebolla morada en tiras, cilantro picado y rebanadas de palta. Por último, añade el pollo en cubos ya frío. Si te gusta, puedes incorporar un poco de jalapeño en rodajas. Pero cuidado que ¡es muy picante! Para la vinagreta: Mezcla el jugo de medio pomelo con una cucharada de aceite de sésamo, pimienta y sal. Agrégala al momento de comer la ensalada.

Pollo al limón para deleitar paladares

En un bowl coloca las presas de pollo junto con eneldo picado y jugo de limón. Deposítalo en la heladera por una o dos horas para que se marine la carne. Después, retira bien el eneldo de las presas y séllalas en sartén, para luego terminar la cocción en horno. Acompaña con una rica ensalada de cebolla, rabanito, aceitunas negras y gajos de naranja, condimentada con yogurt natural, menta, aceite de oliva, sal y pimienta.