jennifer-lopez-6

La policía detuvo a un hombre que durante una semana ocupó ilegalmente parte de la mansión que Jennifer López tiene en la exclusiva zona de los Hamptons en Long Island, Estados Unidos.

El intruso, identificado como John Dubis, fue detenido hace unos días después de que los empleados del lugar descubrieran que se había instalado en la casa de la pileta, según el periódico New York Post.

El detenido, de 49 años, permanece en una celda de la cárcel de Suffolk bajo una fianza de 100.000 dólares a la espera de comparecer en un juzgado de Southhampton.

El coche de Dubois, un bombero de Rhode Island que se jubiló el año pasado por incapacidad, estuvo estacionado en la entrada de la mansión durante seis días, en los que durmió en un colchón de la casa de la pileta e incluso colgó algunas fotos en internet.

Fuentes de la investigación citadas por el Post aseguran que en el momento de su detención el hombre aseguró a la policía que era el padre de los hijos de Jennifer López y que ella le había dejado abierta la casa para que viviera allí.

Según informa EFE la artista puertorriqueña compró la exclusiva mansión en mayo pasado situada en un terreno de 12.000 metros cuadrados y con ocho dormitorios y siete cuartos de baño, por la que pagó unos 10 millones de dólares.

¡Qué locura!