Te brindamos tres recetas con un mismo producto básico. Esta vez utilizamos arroz. Lo único que tienes que hacer es hervirlo y elegir cuál de estas opciones vas a preparar.

Ensalada: Una preparación bien simple para los días de calor

Simplemente tienes que picar un tomate, rallar una zanahoria y mezclarlos con el arroz ya cocido y frío. Luego agrega una lata de maíz y una de atún. Un poco de sal, pimienta y aceite de oliva para condimentar y una ricas aceitunas verdes a modo de decoración. ¡Y listo! Ya tienes un almuerzo súper ligero.

Croquetas: Una propuesta bien original

Toma el arroz que te sobró del día anterior. Agrégale un huevo, sal, pimienta, perejil y ajo picado, y queso rallado. Mezcla bien todo. Se formará una pasta. Haz pelotitas de arroz y rebózalas en huevo y pan rallado. Por último, fríelas en aceite bien caliente hasta que estén doraditas. Opcional: Puedes colocarle un pedacito de queso mozzarella en el interior.

Pastel: Ideal para alimentar a toda la familia.

Pica una cebolla y un morrón y rehógalos en sartén con aceite. Agrega carne de res picada y deja que se cocine bien. Condimenta con sal, pimienta y las especies que más te gusten. Por otra parte, mezcla arroz con queso crema, queso rallado y un puñado de perejil picado. Coloca una base de arroz en una placa para horno, luego el relleno de carne y por último, nuevamente una capa de arroz. Añade mozzarella rallada por encima para que se gratine y cocina en horno fuerte por quince minutos.