BEREN

Hoy te proponemos utilizar una verdura propia del Mediterráneo: la berenjena. Con ella podrás hacer deliciosas recetas como las que te enseñamos a continuación. ¡Toma nota!

Berenjenas al funghetto

Ingredientes: 4 berenjenas, 300 gramos de tomates, aceite de oliva para saltear, sal y pimienta.

Preparación: Cortar las berenjenas en ruedas y luego en cubos grandes. Rehogar por tandas en el aceite de oliva bien caliente, retirándolas a medio hacer, cuando aún estén firmes. Una vez completada la última tanda, volver a llevar todas las berenjenas a la sartén y agregar los tomates, despepitados y cortados en cubos del mismo tamaño que las berenjenas. Mezclar bien, salpimentar y cocinar un par de minutos más. Servirlas solas o como guarnición, acompañando carnes rojas o blancas.

Budín de berenjenas y carne

Ingredientes: 4 berenjenas, 1 cebolla, 300 gramos de carne picada, 2 huevos, 2 cucharadas de leche, 3 cucharadas de queso gruyere, aceite de girasol para saltear, sal, pimienta, pimentón y perejil seco.

Preparación: Cortar las berenjenas en cubitos y sartenear en el aceite caliente hasta dorarlas. Sazonar con sal. Aparte, rehogar la cebolla picada; incorporarle la carne y dejar cocinar unos minutos, hasta que cambie de color. Retirar y condimentar con sal, pimienta, pimentón y perejil seco. Aceitar apenas una fuente para horno y cubrir el fondo con la mitad de las berenjenas; encima acomodar toda la carne y terminar con el resto de las berenjenas. Batir ligeramente los huevos con la leche y volcar por encima, distribuyendo bien en toda la fuente. Espolvorear con el queso rallado y llevar a horno moderado 20 minutos, o hasta que la preparación haya ligado y la superficie se vea dorada.

Berenjenas y mozzarella en fuente

Ingredientes: 4 berenjenas, 500 gramos de tomates, 200 centímetros cúbicos de caldo de ave, 20 centímetros cúbicos de aceto balsámico, 1 cucharada de azúcar, 1 cucharada de orégano, 300 gramos de mozzarella, 50 gramos de parmesano, aceite para pincelar, sal y pimienta.

Preparación: Cortar las berenjenas a lo largo en fetas de 1 centímetro de ancho. Pintarlas con aceite, salarlas y grillarlas vuelta y vuelta. Licuar los tomates previamente pelados junto con el caldo y el aceto, y llevarlos a fuego moderado. Cuando rompa el hervor bajar la llama, agregar los condimentos y seguir cocinando 10 minutos para que la salsa espese. Aceitar una fuente profunda para horno, disponer en el fondo una capa de berenjenas, encima una de salsa y otra de mozzarella rallada; seguir intercalando los ingredientes hasta terminarlos. Espolvorear todo con el parmesano rallado y gratinar a fuego fuerte.

¡Y voilá! ¡Tres preparaciones súper ricas!