La soja es una de las fuentes de proteína más grandes. Tiene muchísimos beneficios para el cuerpo y es súper rica. Lo único que necesitas es saber cómo prepararla. ¡Aquí te dejamos nuestras propuestas!

Fideos chinos salteados

Ingredientes: cinco hongos shiitake secos, 250 centímetros cúbicos de caldo de verdura, 375 gramos de fideos chinos, dos cucharadas de salsa de soja, 250 gramos de cebolla de verdeo, una cucharada de aceite de girasol, una cucharada de azúcar, media cucharadita de ají molido, 125 gramos de brotes de soja, dos cucharadas de aceite de sésamo y una cucharada de coriandro en grano.

Preparación: hidratar los hongos en el caldo caliente por media hora. Escurrir, reservar el líquido y cortar los hongos en tiritas. Aparte, cocinar los fideos en agua hirviendo con una pizca de sal hasta que queden al dente. Colar, volcar en una fuente y rociarlos con la salsa de soja. Por otro lado, calentar en un wok el aceite de girasol y agregar los hongos reservados y la cebolla de verdeo finamente cortada. Saltear unos minutos; espolvorear el azúcar y el ají molido; agregar los brotes y tres cucharadas del agua de los hongos y volcar los fideos. Cocinar unos minutos todo junto y servir caliente salpicado con el aceite de sésamo, espolvoreado con cebolla de verdeo y el coriandro molido.

Tortitas de quinua

Ingredientes: 200 gramos de quinua precocida, 40 gramos de pasas rubias, 50 centímetros cúbicos de agua o caldo, dos huevos, cuatro cebollas chicas, medio manojo de perejil, 100 gramos de brotes de soja, ocho cucharadas de aceite de oliva, sal y pimienta a gusto.

Preparación: hidratar la quinua junto con las pasas en el agua o caldo bien caliente. Tapar, dejar reposar 15 minutos y desgranar con tenedor. Aparte, lavar y picar finamente las cebollas y el perejil; y en un bol batir los huevos con una pizca de sal y pimienta. Agregar la quinua hidratada con las pasas, el perejil y las cebollas. Poner una cucharada de aceite en una sartén de teflón y colocar cucharadas de la preparación, como si fueran blinis, aplanándolas con la parte trasera de una cuchara para que tome una forma redondeada; cocinar 3 minutos por lado a fuego moderado; y servir acompañado y decorado con brotes frescos.

Pollo agridulce

Ingredientes: doce muslos de pollo, 150 centímetros cúbicos de jugo de naranja, cuatro cucharadas de miel de maíz, cuatro cucharadas de salsa de soja, dos cucharadas de aceite de girasol y 300 gramos de brotes de soja.

Preparación: Poner los muslos con piel (optativo) y hueso dentro de una fuente algo profunda. Volcarles por encima la mezcla del jugo de naranja con la miel, el aceite y la salsa de soja. Tapar con film y dejar marinar por unas horas en la heladera. Pasado ese tiempo, acomodar los muslos con su marinada en una asadera, cuidando que la piel quede hacia arriba en caso de que se la haya dejado, y hornear a fuego fuerte por aproximadamente 40 minutos o hasta que la carne quede hecha y dorada. Para la guarnición, saltear en un wok bien caliente con un poco de aceite los brotes de soja por apenas unos minutos, para que queden cocidos y crujientes. Servir salseando todo con los jugos de cocción del pollo.