El tomate es un producto básico en cualquier cocina. Se puede comer crudo o cocido y es simplemente delicioso, pues mezcla un sabor salado y dulce. Por si no lo sabías ¡es una fruta! Aquí te dejamos tres recetas que te encantarán.

Mousse de tomates y palmitos

Ingredientes: Tres tomates, cuatro palmitos, 300 gramos de queso crema, una cucharada de de jugo de limón, una cucharada de salsa inglesa, una pizca de sal, una cucharadita de pimentón dulce, un sobre de gelatina sin sabor y cantidad necesaria de salsa golf.

Preparación: Retirar la piel y las semillas de los tomates frescos y procesarlos junto con los palmitos cortados groseramente. Luego, y con batidor de mano, incorporar el queso crema y el resto de los ingredientes. Agregar la gelatina hidratada y disuelta en agua, revolver bien para distribuir en toda la preparación y volcar la mezcla en un molde de budín inglés o vidrio térmico forrado con film. Dejar en heladera por varias horas o hasta que quede firme, desmoldar y servir acompañado de salsa golf.

Tarte tatin de tomates

Ingredientes: Para la masa: 300 gramos de harina, 150 gramos de manteca, una pizca de sal y cantidad necesaria de agua helada. Para el relleno: ocho tomates redondos, una pizca de azúcar, 50 gramos de manteca, 50 centímetros cúbicos de aceite de oliva, ramas de tomillo fresco y sal y pimienta a gusto.

Preparación: Hacer la masa arenando la manteca fría con la harina y unir con un chorrito de agua. Formar el bollo y reservar tapado en frío. Por otro lado, poner en el fondo de una sartén apta para horno o en un molde no desmontable, la mitad de la mezcla de la manteca derretida, el aceite, el azúcar y el tomillo fresco picado. Luego, disponer uno al lado del otro todos los tomates cortados al medio, poniendo la parte cóncava hacia abajo para dejar la parte plana hacia arriba. Salpicar por arriba el resto de la mezcla de manteca y llevar a fuego directo suave o a horno moderado por 15 minutos. Retirar y dejar entibiar. Estirar la masa en un solo disco y cubrir los tomates con ella, dejando un borde libre; y llevarla nuevamente a horno moderado hasta que la masa se cocine. Retirar, desmoldar en caliente y servir tibia.

Dulce de tomates

Ingredientes: Tres kilos de tomates, tres kilos de azúcar y cuatro clavos de olor.

Preparación: Pelar los tomates y cortarlos por la mitad. Retirar las semillas con una cucharita y ponerlos boca abajo sobre una rejilla para que escurran. Una vez escurridos, ponerlos en una olla junto con el equivalente de azúcar. Distribuir los clavos de olor, tapar y dejar descansar en un lugar fresco por dos horas o hasta que el azúcar se haya disuelto y los tomates se cubran de líquido. Llevar la olla a fuego fuerte y cuando comience a espesar, bajar la llama, y revolviendo con cuchara de madera, cocinar hasta alcanzar el punto deseado de cocción. Retirar la espuma de la superficie y, una vez tibio, envasar en frascos de vidrio.