Vila Joya es el único restaurante de Portugal que integra la lista de Los Mejores Restaurantes del Mundo que todos los años publica la revista inglesa Restaurante.

El restaurante está montado en una finca sobre el mar, en Algarve, que dispone a su vez de 17 lujosas habitaciones. Su chef, Dieter Koschina, sorprende con sus deliciosos platos de autor llenos de vanguardia.

Aquí el ambiente es excepcional. Con vistas a la Playa da Galé, la iluminación corre a cuenta del reflejo del sol sobre el mar y las olas hacen las veces de hilo musical.

La propuesta gastronómica es de altísimo nivel, principalmente por los magníficos productos empleados para jugar con la vanguardia y la creatividad. El servicio: profesional, atento, amable y políglota como pocos.

Para las entradas, los platos favoritos son las esferas de aceituna, el marshmallow de trufa y parmesano, el macaron de salmón y los grissini con wagyu ahumado. De plato principal: la sabrosísima pechuga de codorniz escabechada y acompañada por un briox de jamón ibérico, foie, puré de tupinambo, cremoso de porto y gelatina de uva tardía; el excelente rodaballo con trufa del Perigord y cremoso de apio; y el carré de cerdo con jamón ibérico.

Para finalizar la velada, nada mejor que la creme brûlée con helado de frambuesas o el magnífico suflé de vainilla.